inevitable comentario sobre el coronavirus

por albertojaura

En 2014 un pequeño grupo de miembros de mutualismo.org terminamos de traducir El puño de hierro detrás de la mano invisible, de Kevin Carson. Fue publicado por la editorial Innisfree, con un prólogo de Víctor Logos que se puede leer aquí.

Ese mismo año ocurrieron muchas cosas, entre ellas un conato de epidemia de ébola, un virus mucho más mortífero que el actual coronavirus. En la sección de comentarios de aquel prólogo de Víctor, debatimos algunas ideas que ahora resultan muy relevantes:

A día de hoy, mi opinión es parecida, y creo que es el punto de vista propiamente mutualista. Las medidas de control de una pandemia como la del COVID-19 se deberían aplicar a toda la población de una misma región, o no tendrán ningún efecto. A todos o a ninguno. Son un ejemplo de manual de bien público, en el sentido éconómico.

Por tanto, la decisión de aplicar o no estas medidas tiene que ser colectiva. Y para preservar al máximo la libertad de los afectados, debe tomarse de manera democrática. Además, deberían aplicarse, a ser posible, a nivel del municipio, que es la mínima unidad de población en la que se pueden aplicar medidas colectivas.

El coronavirus al microscopio. Fuente: Wikimedia.

Aparte, los mutualistas proponemos un sistema de salud basado en bonos, en el que cada ciudadano tenga derecho a un seguro médico de su elección, con un subsidio a aquellos que no puedan permitírselo. Sabemos que hay vida más allá de la sanidad 100% estatal de España. No hay que irse muy lejos, en Francia, los hospitales privados y médicos autónomos forman parte del sistema público. En Holanda y Suiza, todos tienen un seguro privado. En Alemania, los seguros mutuos tienen un papel importante. Sin embargo, en todos ellos la sanidad es universal.

Proponemos además un mercado libre, sin barreras de entrada ni privilegios, y la abolición de las patentes a los medicamentos y material médico. Si se dan estas condiciones, no es difícil imaginar que un sistema de bonos dé lugar a una mayor presencia de seguros mutuos, donde las decisiones se tomen democráticamente por los asegurados y el personal sanitario.

Recapitulando, democracia directa para las decisiones colectivas, y libertad individual para las decisiones individuales.

También publicado en mutualismo.org.