el 15M como mercado libre

por albertojaura

Robert Nozick observaba en una frase de su libro “Anarquía, Estado y Utopía”, de 1974, lo extraño que es que la contracultura de aquel entonces, que hacía concesiones estéticas a la espontaneidad y el descentralismo, no mostrase ningún interés por el mercado libre, más bien se opusiera políticamente, cuando un mercado libre es uno de los ejemplos más obvios de un sistema que se organiza espontáneamente. Más desconcertante es que esa contracultura se aproximara ideológicamente a regímenes socialistas como el cubano o el chino que, al margen de cualquier ordenamiento espontáneo, se organizan según las decisiones violentamente impuestas por una autoridad central.

Actualmente la situación es similar. Nos encontramos por ejemplo con jóvenes de izquierdas en principio partidarios de un descentralismo asambleario, que a la vez tienen un inexplicable fetiche por la organización jerárquica y burocratizada. [1] El otro día, pensando sobre el 15M, se me ocurrió que el fenómeno también se da en el sentido inverso.

núcleo dinámico

Fuente: Madrilonia

Resulta que la peculiar organización del 15M, de Occupy y de todos sus derivados, es parecida a la de un mercado libre. Cualquiera puede entrar cuando quiera, participar según sus propios recursos e intenciones, y salir cuando quiera. Cualquiera puede empezar un nuevo proyecto y colaborar en los proyectos existentes según sus propios recursos e intenciones. Las ideas y los símbolos son libremente reproducidos.

En un contexto donde a través de Internet la información circula muy rápidamente y a un coste próximo a cero, el resultado es un sistema muy eficiente, en el que se crean constantemente nuevas ideas, y las mejores son copiadas y aplicadas masivamente mientras las malas son ignoradas.

Todo esto se puede decir igual de Occupy y de un mercado libre, si suponemos la ausencia de derechos de propiedad intelectual. [2]

Esto es una analogía, no una identidad. Pero ni siquiera como parecido superficial la mencionan quienes ponen énfasis en los aspectos autoorganizativos del 15M. [3] Y en el sentido inverso, quienes tienen mas simpatía por los mercados, entre ellos liberales, libertarianos o anarquistas de mercado, tampoco la mencionan mucho que yo sepa.

La única excepción que me viene a la mente es el Center for a Stateless Society, donde Kevin Carson hace guiños en esa línea al movimiento Occupy, al que también compara con el efímero modelo de desarrollo de Linux y otros proyectos de Software Libre.

De esta (probablemente deliberada) ignorancia mutua creo que nadie obtiene ningún beneficio.

***

[1] Me acuerdo de lo que decía Víctor:

La defensa de una educación estatalizada y dirigida por funcionarios privilegiados es, francamente, un ideal reaccionario, indigno de gente joven.

[2] Por supuesto esto es una redundancia, un mercado en el que hay derechos de propiedad intelectual no es ni puede ser libre.

[3] Por ejemplo, http://madrilonia.org/2013/06/unidad-sin-convergencia-modelos-de-auto-organizacion-politica-de-multitudes-hiperconectadas/, vía P2P Foundation.

Anuncios